La fábrica del silencio.

a través de La fábrica del silencio.

Anuncios

Il collegio della musica

 

Como casi siempre suele ocurrir nos ponemos en marcha muy temprano, el cansancio en nosotros es evidente pero afrontamos el día con muchas ganas pués nos dirigimos a un gran abandono, el último por tierras Italianas. Después de unas horas al volante llegamos a nuestro destino, en este caso una imponente escuela que hacía también la función de internado. Una primera inspección es suficiente para ver el camino que nos conduce a la entrada, la pista de basquet nos indica que habíamos llegado. Me detengo un momento y lo observo en su totalidad… ufff, la dimensión de este lugar realmente es descomunal, vamos a tener mucho trabajo si queremos fotografiar la escuela en el tiempo que nos habíamos marcado (tres horas), por eso nos apresuramos a desplegar los tripodes, acoplar la camara y a hacer lo que más nos gusta, fotografiar.

Seguid leyendo…

 

Villa Napoleón

 

Casi sin quererlo, en nuestra segunda salida por tierras francesas, volvemos a detenernos junto a esta casa y nos hacemos la misma pregunta ¿podremos entrar? Despues de un pequeño rodeo y algunos rasguños debidos a las zarzas, encontramos en la parte trasera una puerta ligeramente abierta, nos miramos y casi sin perder un segundo nos dirigimos a su interior.

Aparentemente se trataba de una vieja casa, pero a medida que la fui explorando observé que estaba decorada con gran gusto, en su conjunto tenía un pequeño y modesto toque de distinción a pesar de su gran abandono, sin duda debió ser una preciosa casa en épocas pasadas.

Seguid leyendo…

 

Octogone House

Llegamos a la mansión un gris y lluvioso día, antes de entrar y tras una primera inspección decidimos ir a tomar algo a uno de esos lugares de “comida” rápida. Después de un breve descanso, cogimos el coche y regresamos de nuevo al solar donde se encontraba la casa. Lo que sucedió al aparcar mejor que lo explique nuestro compañero Dani en su blog, pero os aseguro que fue un gran susto para todos, sobre todo para él. He de decir que el incidente felizmente acabó bien.

Con los ánimos más calmados nos adentramos en el terreno que rodeaba la mansión, precisamente la fotografía sirve para despejar la mente, para desconectar del mundo y centrar todos los sentidos en lo que íbamos a fotografiar. Realmente se convirtió en una buena terapia.

Seguid leyendo 

 

El Faro

Le tenía muchas ganas a este lugar, sobre todo por encontrarse relativamente cerca de donde resido. En esta ocasión las largas horas al volante se reducen considerablemente y es un motivo más que me anima a desplazarme hasta allí, pero cometo un error, en esta ocasión voy solo, y es algo que nunca os aconsejo, jamás visitéis solo un lugar abandonado o “ aparentemente “ abandonado, podéis sufrir algún percance como el que tuve yo, pero… seguid leyendo 

 

 

 

Pompiers

Después de algunas horas en coche llegamos al lugar que marcaba nuestro GPS, una vez más la entrada al lugar no es muy prometedora, el perímetro del reciento está totalmente vallado, hacemos una primera inspección desde el otro lado de la verja y, efectivamente, en el interior de una vieja nave industrial parecían divisarse los vehículos que tanto deseábamos fotografiar. El “caramelo” ahí estaba, solo faltaba hallar el punto de entrada. Al final, después de un pequeño rodeo, por fin nos encontramos dentro.

Seguid leyendo.

 

Mansión Harry

Después de un par de horas conduciendo llegamos en un soleado sábado al abandono que tanto estábamos deseando. Aparcamos y nos dirimos al punto que nos marcaba las coordenadas. La primera inspección en el punto de entrada ya nos hacía presagiar lo peor, la enorme casa se encontraba en mitad del pueblo y lo que era peor, desconocíamos el motivo pero la policía local había desviado el tráfico justo por la calle donde se encontraba el muro que teníamos que saltar. La situación no era muy prometedora, decenas de coches pasaban sin cesar junto a nosotros por lo que era imposible entrar sin ser vistos. Reunión de emergencia mientras tomábamos un café, teníamos que decidir rápidamente si poníamos en práctica el plan B… seguid leyendo.