La fabrica del Doctor Ítica. II parte

Hacemos las últimas fotos. Dejamos atrás la fábrica para dirigirnos a la explanada donde habíamos dejado el coche. Justo en ese momento, avanza hacia nosotros y a gran velocidad un vehículo en cuyo interior hay una persona muy,muy cabreada. Es el propietario o el encargado de vigilar la fábrica. Las cámaras y los trípodes de manera muy visible nos son de gran ayuda para apaciguar el cabreo monumental del caballero. Primeras palabras explicando nuestras intenciones, siempre con la verdad por delante, diciéndole lo que habíamos estado haciendo. Explicando nuestra afición de fotografiar este tipo de lugares. Y sobre todo, mil disculpas por la intromisión. Todo esto es suficiente para apaciguar los ánimos del señor. Al final después de una pequeña charla nos dice, de una manera mucho más amable, que abandonemos el lugar.

Esto no nos desanima a desplazarnos a una segunda fábrica. Sin duda, al acercarnos, la apariencia de abandono es más que evidente. Además es probable que no encontremos a ninguna persona esperándonos a la salida!!!

Sin más preparamos las cámaras, desplegamos los trípodes y nos disponemos a entrar a la segunda fábrica del Doctor Ítica. Seguro que os gustará.

Podéis ver las fotografías a un tamaño superior clickando sobre ellas.

 

Escalera interminable

Escalera interminable

 

 

La sala del miedo

La sala del miedo

 

 

Detalles

Detalles

 

 

La entrada

La entrada

 

Después de una primera toma de contacto nos dirigimos a la sala de las columnas y a la gran nave central.

 

La sala de las columnas

La sala de las columnas

 

 

La gran nave

La gran nave

 

Fotografiamos las escaleras desde el sótano y posteriormente empezamos a subir por la larga e interminable escalera.

 

Escalera interminable

Escalera interminable

 

 

Escalera interminable

Escalera interminable

 

 

Escalera interminable

Escalera interminable

 

 

Escalera interminable

Escalera interminable

 

 

Escalera interminable

Escalera interminable

 

 

Escalera interminable

Escalera interminable

 

Por fin llegamos a la parte más alta de la harinera. A medida que vamos subiendo el hedor a excremento de paloma se hace cada vez más insoportable. Como curiosidad en numerosas esquinas de las escaleras nos vamos encontrando huevos de estas aves.

El suelo está recubierto por una gruesa capa de excremento de estos animales. Afortunadamente una puerta abierta sirve de ventilación natural. Es por donde se accede a la azotea. Desde allí, las vistas son realmente espectaculares.

 

La sala del último piso

La sala del último piso

 

 

La sala del último piso

La sala del último piso

 

 

La azotea

La azotea

 

Tomamos un respiro de aire fresco y bajamos para hacer las últimas fotografías. Nos encontramos en la sala del miedo. Si antes cientos de palomas nos acompañan en nuestra larga subida, esta vez una “simpática” rata nos da un buen susto.

Espero que os hayan gustado las dos partes de las fábricas del Doctor Ítica. Próximamente más reportajes de lugares cerrados por abandono.

 

La sala del miedo

La sala del miedo

 

 

La sala del miedo

La sala del miedo

 

 

La sala del miedo

La sala del miedo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 Respuestas a “La fabrica del Doctor Ítica. II parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s