Villa Napoleón

 

Casi sin quererlo, en nuestra segunda salida por tierras francesas, volvemos a detenernos junto a esta casa y nos hacemos la misma pregunta ¿podremos  entrar? Despues de un pequeño rodeo y algunos rasguños debidos a las zarzas, encontramos en la parte trasera una puerta  ligeramente abierta, nos miramos y casi sin perder un segundo nos dirigimos a su interior.

Aparentemente se trataba de una vieja casa, pero a medida que la fui explorando observé que estaba decorada con gran gusto, en su conjunto tenía un pequeño y modesto toque de distinción a pesar de su gran abandono, sin duda debió ser una preciosa casa en épocas pasadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Subo por una bonita escalera para fotografiar las habitaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

La despensa.

 

 

El estado de la planta superior es bastante lamentable. El paso del tiempo había causado pequeños derrumbes sobre todo en el tejado.

 

 

 

 

 

 

Pero lo que sin duda más me gustó de la casa fué su invernadero. El verde intenso de puertas y ventanas en perfecta armonía con el verde de la vegetación que poco a poco se abre paso queriendo llenar de vida estos maravillosos espacios inhabitados. Sin duda este pequeño rincón desprendía un gran magnetismo.

Últimos instantes de luz, nos marchamos de Villa Napoleón después de un agotador día pero satisfechos por las fotografías realizadas, en esta ocasión debido a la escasa iluminación  fueron muy pocas imágenes. Espero que os hayan gustado.

Lugar visitado junto a Sara, Lucia, Javi y Dani.

 

 

 

 

 

Anuncios