Piscinas de barro

Decidimos ir una tarde, el lugar era conocido por mí, pero la piscina oculta por un seto, pasó siempre oculta a mi mirada.

Dado el poco peligro que conlleva este abandono vienen mi mujer y mis hijos. Ellos son los encargados de dar rápidamente con el lugar gracias a las indicaciones de Jordi.

Entramos, mientras yo empiezo a hacer las primeras tomas, ellos deciden bajar al fondo de la piscina. A preguntarse a que profundidad se encontrarían en esos momentos, la altura del trampolín, el porqué del abandono, etc, etc, etc…

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

Después de un año volvemos de nuevo al lugar. Mis hijos han crecido mucho en este tiempo. Bajan de nuevo para inspeccionar descubrir nuevas grietas en la piscina y para indicarme desde donde puedo hacer nuevas fotos. Les hago caso y bueno…el resultado no está nada mal.

Posiblemente, de aquí a varios años, volveré para ver el deterioro que ha sufrido esta piscina, un deterioro natural. La miraré, la fotografiaré. Veré nuevas grietas, un azul cada vez menos intenso. Nos observamos,  veremos el impasible paso de los años en nuestros rostros. Y, muy probablemente veré bajar a esa piscina a mis hijos acompañados, felizmente acompañados.

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

 

 

 

Piscinas de barro

Piscinas de barro

9 Respuestas a “Piscinas de barro

  1. Unas fotos buenísimas; me encantan las piscinas; tanto las abandonadas como las que no lo están.
    Ya hay ganas de ver ese siguiente reportaje que comentas 😀
    ¿Y esos niños? ¿Estaban jugando allí o iban contigo? 😀
    ¡¡Saludos!!

    • Hola Alexandra, me alegro que te gusten. En realidad ha sido mi primer abandono en remojo con una piscina…bueno, mejor dicho en seco. Los niños son mis hijos!!! en esta ocasión, les permití que junto mi mujer me acompañaran. El próximo reportaje está en el horno muy muy calentito. Saldrá en seguida.
      Un abrazo..voy siguiendo tu blog!!!

      • Muchas gracias por la respuesta, y por seguir mi blog; yo también te sigo desde que me inicié en esto.
        Dentro de poco pondré un reportaje nuevo de un gran castillo que vi durante unas vacaciones por la península.
        ¡¡Pues muy guapos tus hijos!! Me alegro de que tu familia comparta tu afición; en mi caso, toda mi familia dice que estoy loca, jajaja

        ¡¡Un abrazo!!

      • Jajaja, gracias. Si que son guapos, muuucho!!! La verdad es que le tienen mucho respeto entrar en estos lugares. No conseguí que me acompañaran a la casa abandonada que había mas arriba. Encontré dos simpáticos murciélagos. Si el peque se los encuentra revoloteando a su alrededor, literalmente “se caga” jajaja.
        Un abrazo.

  2. Aquí un compañero también de la España profunda. Tan profunda como esa alberca venida a mas con trampolín y todo que has fotografiado en esta ocasión. Oxido sobre fondo azul y barro agrietado entre vegetación. Genial como siempre.

    • Hola Nano, como siempre gracias por los comentarios. Que tal por tierras portuguesas. Ha habido suerte en vuestra exploraciones? Espero fotos en vuestro blog. Seguro que son magníficas como siempre.
      Un abrazo.

  3. Hola compañero de afición yo soy asturiano y te recomiendo que vayas a Asturias porque te encontrarias muchos lugares abandonados. Y yo entro en lugares Industriales abandonados y también en otros lugares

    • Que tal Luis. Conozco un poco tu tierra. Nos encanta ir allí de vacaciones. Y como tu bien dices…está lleno de lugares abandonados. Al igual que Cantabria.
      Pero iba con mi mujer e hijos, y no entré a ninguno de ellos!!!
      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s