The small house


Fué el último lugar abandonado en nuestra aventura por tierras belgas, la última casa que pudimos visitar antes de coger el avión que nos llevase de vuelta a casa.

En está ocasión tan solo éramos unos visitantes más. Me explico, la casa estaba en subasta y el acceso a ella era totalmente libre. Fue de esas pocas veces que pudimos entrar por donde se suele entrar a cualquier casa. La misma entrada que utilizaron los numerosos curiosos o futuros propietarios que entraron a ver la casa estando nosotros dentro.

Evidentemente la situación era bastante surrealista, teniendo que ceder el paso subiendo o bajando por las estrechas escaleras de madera que accedían a las plantas superiores. Sorry, algún espontáneo disculpe… hello… good morning, eran las palabras más utilizadas en esta cómica situación. Evidentemente ellos pensarían que éramos fotógrafos de alguna agencia inmobiliaria. Nunca se imaginaban el fin real de nuestra presencia y mucho menos los miles de kilómetros que habíamos recorrido para fotografiar estos lugares. De hecho lo único que teníamos en común era … leer más

 

Mobiliario

Mobiliario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s