La fábrica de los relojes


Nos encontramos frente a una fábrica de grandes dimensiones. Pronto nos damos cuenta de que va a ser imposible fotografiarla en un sólo día. La gran cantidad de fotografías que van apareciendo ante mis ojos me hacen pensar que dividiré el reportaje en dos o tres partes. La distancia en esta ocasión no será un problema por lo que decido que habrá segundas partes.

Como siempre, en silencio y siendo respetuosos con el lugar, entramos, desplegamos trípodes y empezamos con las primeras naves industriales. El color de las claraboyas colocadas en la cubierta, era brutal. Azules, amarillos, verdes intensos… la luz se colaba a través de ellas e inundaba el lugar, bañando de color las paredes y el suelo de la fábrica.

Grandes relojes que ya no marcan las horas de entrada y de salida. Esos relojes que creemos no hace mucho tiempo dejaron de funcionar.

Por último, debo decir que el lugar, a pesar de estar bastante vandalizado, tenía vigilancia.

Os dejo con la Fábrica de los relojes. Espero que os guste.

.

image

Anuncios

4 Respuestas a “La fábrica de los relojes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s